El sistema sanitario público vasco contribuye con sus investigaciones a mejorar la identificación y tratamiento del cáncer de piel

El sistema sanitario público vasco contribuye con sus investigaciones a mejorar la identificación y tratamiento del cáncer de piel

El sistema sanitario público vasco contribuye con sus investigaciones a mejorar la identificación y tratamiento del melanoma cutáneo que es la forma más agresiva del cáncer de piel. Sus investigaciones actuales en este campo se centran en identificar de forma precoz la enfermedad y aquellos casos que tienen un mal pronóstico de curación y por tanto un riesgo de metástasis, que es la extensión de un proceso canceroso a un órgano distinto de aquel en que se inició. Asimismo, trabaja en la mejora de los tratamientos actuales.

El aumento progresivo de la incidencia de melanoma cutáneo durante los últimos años hace que el estudio del melanoma cutáneo constituya uno de los mayores desafíos científicos en la investigación del cáncer, siendo el tipo de cáncer cutáneo con mayor riesgo de mortalidad.

Dichas líneas de investigación se centran en el desarrollo de nuevos tratamientos contra las células tumorales y en la identificación de biomarcadores a través de muestras en sangre y tejidos que determinen, de forma precisa y lo más rápido posible, si un paciente es susceptible de tener melanoma y conocer cuál es el pronóstico de esa enfermedad.

El sistema sanitario público vasco cuenta con equipos de investigadores e investigadoras en distintas organizaciones de Osakidetza que, con la colaboración de otros agentes como la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU), tienen como objetivo seguir avanzando en la investigación de esta enfermedad.

Los proyectos de investigación sobre esta enfermedad se desarrollan en el Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces (OSI Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces) y el Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia (OSI Donostialdea); en dichos proyectos trabajan de forma multidisciplinar médicos, biólogos, químicos, físicos y matemáticos, entre otros profesionales. Este grupo trabaja en la identificación de genes de susceptibilidad al melanoma cutáneo mediante análisis del genoma y de nuevos marcadores con el estudio morfológico de la lesión cutánea y de las biopsias tumorales. Trata de identificar desde el primer momento qué pacientes van a evolucionar mal e intentar parar la evolución.

En la búsqueda de estos marcadores, que son unas moléculas determinadas, consiguen saber a nivel celular qué alteraciones se producen dentro del tumor, siendo una importante vía de información para próximas intervenciones terapéuticas. Por ejemplo, si se sabe que en concreto existe abundancia de unas moléculas-proteínas que provocan que esas células tumorales aumenten, la reducción de dichas sustancias podría ser un buen método para bloquear esa actividad maligna.

En este sentido, profesionales de los Servicios de Dermatología de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces – Biocruces y OSI Bilbao Basurto colaboran con profesionales de UPV/EHU en el desarrollo de una línea de investigación para la identificación de genes de susceptibilidad al melanoma cutáneo mediante análisis genómico y proteómico en muestras de pacientes.

Como resultado de esta colaboración se identificaron en 2013 una serie de biomarcadores diagnóstico y pronóstico de melanoma que fueron objeto de solicitud de protección como patente de invención (actualmente se encuentra solicitada la patente europea). El equipo, gracias a la financiación obtenida en el marco de la Convocatoria de Ayudas del Departamento de Salud, sigue trabajando en la validación de los citados marcadores en un número elevado de muestras de pacientes. El objetivo último es poder disponer en clínica de un kit que permita ese diagnóstico y ante todo el pronóstico de evolución de los pacientes con melanoma cutáneo.

Más equipos de investigación en cáncer de piel

El grupo de Oncología Molecular de Biodonostia trabaja en identificar y evaluar biomarcadores para el diagnóstico de la enfermedad y en la búsqueda de factores de resistencia a fármacos y de nuevas medidas terapéuticas.

Así, analiza biopsias líquidas de pacientes de melanoma en tres frentes distintos: el descubrimiento de nuevos biomarcadores de ARN en sangre, la detección específica de mutaciones de ADN relevantes en muestras sanguíneas y el desarrollo de un dispositivo portátil, rápido, económico y fácil de usar en la clínica para detectar biomarcadores de ADN/ARN en sangre.

Estos proyectos son posibles gracias al conjunto de más de 1.300 muestras de plasma de pacientes con melanoma que Biodonostia ha recibido de sus diversos colaboradores (Universidad de Oxford, Hospital Universitario 12 de Octubre, Hospital Universitario de Donostia y Onkologikoa).

Con el fin de descubrir nuevos biomarcadores en sangre, se ha realizado una secuenciación de próxima generación para detectar todos los diferentes tipos de ARN en el plasma de voluntarios sanos y en el de pacientes de melanoma, y compararlos entre sí.

Como resultado de estos experimentos, se han identificado genes que son capaces de distinguir entre diferentes estadios de melanoma y entre individuos sanos y enfermos con elevada certeza. Estos resultados han sido validados en más de 300 muestras de pacientes y están actualmente bajo revisión para su publicación.

Además, se ha comprobado que muchos de los melanomas presentan mutaciones en un gen, el BRAF. Biodonostia utiliza una técnica de reciente implantación, denominada PCR digital en gotas, que permite sustituir el tejido tumoral por muestras de plasma en el análisis de la presencia de dicha mutación.

Noticia publicada el martes, 13 junio, 2017